A diferencia de la gran mayoría de empresas del sector no hay cuota de entrada ni cuota final, por lo que no tendrás que hacer grandes desembolsos iniciales para reducir tu cuota. Pagas únicamente lo que corresponda a tu cuota de suscripción, ni un euro más.

Solo se establece una fianza, que varía en función de la valoración del riesgo de tu perfil, y que será devuelta a la finalización de tu suscripción.

¿Encontró su respuesta?